• COOPFOURHYPE

¿Cómo influye la salud financiera en la salud física y mental?


Tips para mejorar la salud financiera
Influencia de la salud financiera en la física y mental


Los expertos señalan que una mala salud financiera puede conllevar a problemas de salud mental. Los gastos inesperados, la falta de ahorro, el sobre endeudamiento, tratamientos médicos que conllevan a un desembolso importante para el bolsillo, suelen ser los factores desencadenantes de tus pesares.


Tener hábitos que nos permitan gozar de una buena salud financiera es igual de importante que cuidar nuestra mente y cuerpo.


La buena salud no es algo que se pueda comprar, sin embargo es una cuenta de ahorros invaluable.


Vivimos repitiendo constantemente que lo más importante es la salud, que el dinero no da la felicidad. Que eso queda en segundo plano.

Pero, no hay que negar que el dinero se encuentra presente en nuestra vida cotidiana y, muchas de las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra existencia, tienen que ver con el dinero.


Mantener una buena salud financiera te puede ayudar a tener armonía y el equilibrio que tanto necesitas en otros aspectos de tu vida.


La salud es uno de los aspectos más defendidos por la organización mundial de la salud, que define “como un estado de completo bienestar físico, mental y socioeconómico, no solamente en la ausencia de enfermedad o dolencia”.


CUANDO NOS LLEVAMOS MAL CON EL DINERO, TAMBIÉN COMENZAMOS A TENER SÍNTOMAS COMO CUANDO NOS SUCEDE ALGO CON NUESTRA SALUD.


Nos empezamos a sentir mal, tenemos algunos malestares que no nos dejan disfrutar plenamente de nuestra vida y todo se convierte en un estrés constante.


Una mala salud financiera puede ser un foco incesante de problemas que te impiden cumplir tus sueños y, que afectan directamente tu salud física, mental y sobre todo de ánimo.


¿Sabes y entiendes realmente cuando tienes una buena salud financiera?


Cuando empiezas a tener hábitos que te permiten un uso efectivo de las herramientas financieras como: un presupuesto, ahorros, créditos, seguros y normas que te protegen como consumidor.

Es decir, cuando estás correctamente preparado para enfrentar problemas económicos que pueden aparecer en el futuro o el presente inmediato.


“Nuestra salud está condicionada por el estado de nuestra economía personal”.


En el caso contrario, presentar la dificultad para solventar los compromisos adquiridos, produce una sensación que se conoce como “estrés financiero”.


Este, si no se controla, puede contribuir a la aparición de problemas físicos y mentales, problemas de sueño, ansiedad, depresión u obesidad. Y como consecuencia, un incremento del gasto económico que agrava el problema.

El estrés es la tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves.


Recomendaciones para mejorar la salud financiera, física y mental de las personas afectadas, seguir algunos de los siguientes pasos:


  1. Mentalizarse: si sabe que existe un problema en tus finanzas personales, hazle frente. Cuanto más retrases el momento de tomar medidas, más complicada será la solución. Recuerda que ignorar la situación no hace que desaparezca el problema.

  2. Buscar ayuda de un asesor financiero. ¿Decidiste ordenar tus finanzas y aceptarlas? Bien es el momento para solicitar ayuda de un experto, que analice tu situación o posición monetaria. Ellos, te indicarán los pasos para mejorar tu economía y que planes se ajustan mejor a tus necesidades.

  3. Edúcate financieramente: para poder tener una buena salud financiera, es necesario poseer una educación sólida, que te brinde todos los conocimientos y herramientas necesarios para el manejo de tus finanzas personales.

  4. Evitar gastos superfluos o retrasar los gastos: El objetivo es desechar los que son prescindibles (esos gastos a los que siempre le buscamos una excusa). Y hacer comparativa de precios y servicios para obtener los productos más económicos.




8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo