• COOPFOURHYPE

9 razones para invertir en este 2021

El hecho de invertir resulta muy lejano para muchas personas. Siempre se ha presentado como un mundo para expertos. Pero invertir es más sencillo y normal de lo que puede parecer. Las razones para invertir son diversas y todos buscan una mejora financiera personal.


Invertir no solo es para ricos ni para entendidos. Seguro que todas las razones que exponemos a continuación te resultan deseables. Podrías empezar hoy mismo, y nosotros te vamos a ayudar a ser más libres


9 razones para invertir en este 2021

1. El tiempo juega a nuestro favor:


La inversión se compone de dos variables, el interés y el tiempo. El interés es lo que va a rentar nuestro capital en un año. El tiempo es la duración que mantengamos la inversión. La primera variable es importante, pero la segunda es decisiva.


Si tienes una inversión que renta el 8% anual significa que al final del primer año vamos a tener un 8% más que el capital inicial invertido. Lo que va a marcar la diferencia es lo que hagamos con ese 8% extra. Si no invertimos conseguiremos la misma rentabilidad todos los años. En este caso estamos ante un caso de interés simple.


Pero si invertimos todos los beneficios obtenidos, la cosa va a cambiar, y mucho. Hablando de manera sencilla: los beneficios obtenidos van a trabajar para nosotros. En los ejercicios futuros tendremos más tropas luchando por nosotros. Estamos ante la auténtica piedra filosofal del mundo de la inversión: EL INTERÉS COMPUESTO.


Esta es una razón por lo que la inversión a largo plazo es la más aconsejable. Se produce un efecto de bola de nieve. Los primeros años la diferencia no es muy grande, pero a partir de un momento dado la capitalización compuesta empieza a subir de manera exponencial.


2. Alcanzar tus objetivos financieros:


Durante nuestra vida se nos presentan momentos en los que tenemos que hacer grandes desembolsos. Aunque la mentalidad ha ido cambiando, no es raro afrontar la compra de productos y servicios que nos obliguen a realizar un esfuerzo monetario. La compra de una vivienda, de un vehículo o la realización de actividades formativas pueden suponer mucho dinero. También la realización de un viaje o cualquier actividad que realicemos.


Estas adquisiciones se suelen planificar con el tiempo, nadie se compra una vivienda por un arrebato. Normalmente se ahorra durante meses o años hasta que tengamos para pagar una entrada. Si durante todo el tiempo que dura la acumulación dejamos el dinero en una cuenta bancaria cada vez tendría menos valor real.


3. Conseguir tus metas:


Invirtiendo ese dinero en activos que renten no solo protegeremos nuestro dinero de la inflación, sino que conseguiremos una rentabilidad que nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos más rápidamente.


Si la fase de acumulación es previsible que se alargue durante años, los activos de renta variable nos ofrecen un mejor rendimiento a la hora de disponer de ese capital. Si tenemos una fecha determinada para hacer el reembolso los activos de renta fija nos permitirán planificar mejor los vencimientos.


4. Batir la inflación:


La inflación hay que tomarla como un impuesto. Un impuesto silencioso que hace que nuestro dinero según pasa el tiempo cada vez tenga menos valor. Está a merced de las decisiones que toman los bancos centrales, muchas veces basados en aspectos políticos y no económicos, hace que sea imprescindible proteger nuestro patrimonio.


La subida de precio significa que los productos que compramos ayer con una determinada cantidad monetaria, mañana valen más. Si nuestro dinero es el mismo de ayer podremos comprar menos cosas. Es decir, nuestro dinero vale menos y nosotros somos más pobres.


Las empresas trasladan las subidas de precio a sus productos. Así que los ingresos de estas y los beneficios sí que van a protegerse de la inflación. Comprando acciones de las empresas nosotros también lo estaremos. Si ellos ingresan más y tienen más beneficios el precio de nuestras acciones tenderán a subir en consecuencia.


5. Beneficiarse del crecimiento


Pero comprar activos de renta variable no solo nos protege de la inflación, también nos beneficia del crecimiento de las empresas y de la economía en general.


Las empresas siempre están invirtiendo. Pueden invertir en desarrollar nuevos productos, en adquirir nuevas empresas que aporten sinergias positivas o invertir en publicidad para aumentar ventas. Ninguna empresa puede quedarse quieta y no buscar el crecimiento.

Si hicieran eso llegaría un momento en que sus ventas empezarían a decrecer.


Así que por un lado tenemos que aumentar los precios para compensar la inflación y por otro van a invertir recursos propios para abrir nuevas vías de negocios y vender más.


6. La inversión empresarial es la más rentable:


Hay una tercera variante, el crecimiento económico en general. En una economía que crece el gasto va a aumentar, dependiendo del producto que la empresa ofrezca. Pero normalmente si se da un crecimiento el gasto en bienes y servicios aumenta. Invertir en empresas es comprar todos estos incrementos de ventas y productividad, lo que va a compensar el aumento de los precios.


7. Seguridad:

Tener una cantidad como medida de seguridad es algo que cualquiera nos dirá que es muy conveniente. En la vida puedes planificar muchas cosas, pero a veces surgen imprevistos que suponen un desembolso económico fuerte. Asuntos de salud, reparaciones, todo tipo de gastos imprevistos, etc.

Una de las razones para invertir es tener seguridad económica a la hora de afrontar la vida.


La cantidad a tener apartada depende de la forma y de lo que se considere oportuno. Una buena cifra es el salario bruto de 3 meses, lo que nos daría un margen de maniobra al producirse una situación inesperada.


8. Tranquilidad:


¿POR QUÉ TENER ESTE DINERO EN LA CUENTA DE AHORROS DE UN BANCO? Si es para imprevistos nunca sabemos cuando nos va a hacer falta algo. Pueden pasar años hasta que hagamos uso de él, o, si las cosas van bien, nunca tengamos que utilizarlo. No puede estar sin trabajar y perdiendo valor cada día.


La inversión de este dinero hará que nuestro colchón, y seguridad, también aumenten con el tiempo. Eso sí, debemos tenerlo invertido en un activo muy líquido. Tenemos que tener la posibilidad de disponer de este dinero en cualquier momento. Y como la seguridad es el punto fuerte, debe ser un producto de renta fija.


9. Obtener ingresos secundarios:


Una de las razones para invertir se basa en conseguir ingresos recurrentes que vayan a nuestra cuenta. Es una forma de tener un retorno tangible de nuestra inversión sin necesidad de hacer alguna compra. Muchos inversores siguen esta forma de inversión, aunque sí la idea es invertir a largo plazo no es lo más eficiente fiscalmente.


Estos ingresos pueden ser usados también para complementar un salario o para usarlos para otros gastos. Muchos inversores buscan la independencia financiera estable invirtiendo en estos activos y cobrando los dividendos. La idea es vivir de estos retornos sin necesidad de otra fuente de ingresos.

Para conseguir que estos ingresos sean altos y estables debemos buscar empresas que incrementen su retribución al accionista de forma continua.


Estamos en el mejor momento para invertir, si quieres saber cómo hacerlo con seguridad y una buena rentabilidad haz clic aquí














11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo